Avisar de contenido inadecuado

Imagen del mundo en el medioevo

{
}

SENTIMIENTO DE LA EXISTENCIA E IMAGEN DEL MUNDO MEDIEVALES

de "El ocaso de los tiempos modernos"

Romano Guardini, 1950

Lo común entre el medieval y el antiguo es que  a ambos

  • Les falta la representación de un todo infinito tempoespacial
  •  sienten el mundo como una estructura limitada, como una esfera

Lo diferente:

El hombre antiguo no se sale del mundo, no le importa lo que pueda existir fuera. Autolimitación involuntaria, permanecer en lo que se le ha asignado. Si el mundo es el todo, )dónde se puede apoyar para trascenderlo? Desconoce la realidad divina trascendente. El "padre de los dioses y los hombres" también pertenece al mundo. Como filósofo procura concebir una realidad absoluta divina despojada de toda imperfección. Pero aún así no logra trascender el mundo. El Bien que Platón descubre detrás de las ideas, como elemento definitivo no está separado del universo, sino que constituye una parte eterna de él.

El hombre antiguo vive dentro del mundo por el sentimiento y la representación, por su comportamiento y sus obras. Todos los movimientos que realiza, aún los más osados, que lo llevan a las esferas mas remotas, se desarrollan en el interior del mundo.. No contempla el mundo "desde afuera" en ningún sentido, sino que lo contempla únicamente "desde dentro". Esta autolimitación rechaza lo caótico infinito y renuncia a lo desmesurado, esto es el resultado de un sentimiento de la armonía que experimenta lo que existe como un "cosmos", un todo bello y ordenado.

Siente el mundo como algo divino, que procede de un arché. El mundo es no solo de naturaleza empírica o histórica sino sobre todo numinosa, divina. La relación religiosa fundamental consiste en afirmar y experimentar lo divino como elemento misterioso y primero del mundo. El hombre está en el mundo  y éste está en el hombre. Las diferentes entidades y potencias son también divinas; de allí surge el mito. Estos son formas y hechos que interpretan el mundo y sus elementos. Le ofrecen al espíritu humano una posibilidad de orientarse en la existencia. Estos mitos forman una unidad, no sistemática y racional, sino viva. Están en continuo movimiento, se desarrollan, se modifican.

Con el tiempo el sentimiento religioso se libera de sus bases míticas y se relaciona con motivos filosóficos, y estéticos, aunque concserve su carácter independiente, sin pretensiones de totalidad ni de lo definitivo. El espíritu religioso busca manifestarse en perspectivas siempre nuevas y según el punto de partida del pensamiento filosófico.

En el terreno científico también se ofrece la misma movilidad, el espíritu griego se formula permanentemente  cuestiones, quiere saber qué es el mundo. Todo modo de considerar las cosas es posible. Investigan y buscan con los más diversos supuestos.

Lo mismo a nivel social, donde en los diferentes estados griegos surgen instituciones de lo mas variadas. El individuo encuentra su lugar en la polis (lo cual supone luchas políticas). La Hélade no constituyó una organización política unitaria, antes bien se desgarró en luchas sin sentido hasta que los macedonios le impusieron una especie de unidad.

Vemos pues una libertad tan fructífera pero peligrosa del movimiento cultural humano que se desarrolla sobre la base de fenómenos primordiales y primitivos de la existencia griega y del pensamiento griego.

Roma que se propone organizar el orbis terrarum parece tener una construcción comprensiva de la existencia, pero sin embargo cuando se trata de la necesidad política es abierto frente a la vida y en esto no suprime la libertad de movimiento de la antigüedad.

II 

El hombre medieval:

Cree en la revelación bíblica. Esto le da seguridad de una realidad divina que está fuera y por encima del mundo. El está en el mundo, pues lo creó pero no pertenece al mundo, frente a él, Dios es soberano. Esta independencia reside en que él es personalidad pura y lo auténticamente absoluto. No puede estar contenido en ningún mundo, sino que existe en Sí, dueño de Sí mismo..Ama el mundo, pero no depende de él., no tiene necesidad del mundo en ningún sentido. Al crear saca el mundo de la nada, sin necesidad interior ni elemento exterior previo.

Creer significa confiar en la autorrevelación de este Dios y obedecerlo. De ello nace una nueva base de existencia que no puede obtenerse ni por lo crítico ni por lo filosófico.

Se rompe la relación mítica entre el hombre y el mundo. Se revela una nueva libertad. Se puede tomar distancia respecto del mundo y contemplarlo, independientemente de los dones personales y del estado de la cultura.

Hay una influencia de lo germánico con su característico espíritu que lo impulsa a lo ilimitado. Impulso que se manifiesta en la fe cristiana en el vigoroso movimiento medieval de trascender el mundo.

Los primero siglos de cristianismo aún se expresa con la autolimitación antigua, la experiencia de la  realidad trascendente de Dios se expresa en libertad interior. La tendencia a la universalidad y la totalidad, la voluntad de abarcar el mundo y penetrarlo es propio del espíritu germánico.

La imagen del cosmos era la antigua tolemaica aunque con un nuevo sentido. Mas allá de la novena esfera está el empíreo como "lugar de Dios". Afuera y en lo alto. Su antípoda es el centro de la tierra, que tiene un sentido religioso negativo, lugar de la oposición a Dios, el infierno, o en un sentido positivo: el fondo del alma; también allí mora Dios, según el modo de  la interioridad.

Entre estos dos polos se desarrolla el mundo. En su conjunto, como en cada uno de sus elementos, el mundo es imagen de Dios. La jerarquía de todas las cosas es función de su semejanza con Dios.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Imagen del mundo en el medioevo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre